LIGO, el detector amigo de Einstein

En 1915 el científico Albert Einstein predijo la existencia de las ondas gravitacionales, pero no fue sino hasta el pasado noviembre que se comprobó su existencia.

Estas ondas son distorsiones más pequeñas que un protón en la malla del espacio-tiempo, que producen todos los cuerpos en movimiento.

Son como las ondulaciones que forma una piedra pequeña al caer en el agua. Este proyecto científico tiene un nombre que suena complejo: Observatorio de Interferómetro Láser de Ondas Gravitacionales. Pero seguiremos llamándolo LIGO.

Hay dos sedes iguales en Estados Unidos. Una en Livingston, Louisiana, y la otra en Hanford, Washington. Ambas son financiadas por la Fundación Nacional de Ciencias de EE.UU. y operadas por el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y el California Institute of Technology (Caltech). Cada sede de LIGO consta de dos túneles de concreto de cuatro kilómetros de largo, que forman una “L”.

Dos rayos láser corren de ida y vuelta a lo largo de ellos.

Cuando las ondas gravitacionales llegan al observatorio, un rayo láser se achica en un túnel y el otro se agranda, en una proporción millones de veces más pequeña que un átomo. Desde el techo de este LIGO no se alcanza a ver el final de los túneles en los que ocurre todo este proceso.

El Vacío

El vacío y en general la higiene con esenciales en LIGO es que, al interior de los túneles, los láseres pueden generar un calor equivalente al de una bombilla de 100 watts multiplicado por 1.000. Cualquier partícula que se filtre podría incendiarse. Es por esto que los túneles están al vacío.

Una de las medidas para evitar problemas es la rutina de limpieza que deben seguir los científicos para entrar a las estaciones finales de los túneles: ponerse un gorro en la cabeza y limpiarse los zapatos pisando una superficie adhesiva y luego cepillándolos en unos rodillos.

Aun así, deben cubrirse los zapatos con una especie de pantuflas.

Además, usar lentes oscuros para evitar que algún rayo láser les queme los ojos.

Recommended For You