Casi 400.000 niños nacieron en el mundo el día de Año Nuevo

Una cuarta parte de todos los bebés que nacieron el 1 de enero de 2019 lo hicieron en el sudeste asiático. UNICEF recuerda que un millón de niños no pasan su primer día de vida y la mayoría mueren por causas que se podrían evitar con poco dinero.

Unos 395.072 bebés nacieron en todo el mundo el día de Año Nuevo, según las estimaciones de UNICEF. De todos ellos, una cuarta parte nació en el sudeste asiático.

Este día se dió la bienvenida no solo al 2019, sino a miles de pequeños nuevos habitantes. A medida que el reloj marca la media noche, Sidney recibe a 168 bebés, seguido por 310 en Tokio, 605 en Beijing, 166 en Madrid y 317 en Nueva York.

El primer bebé del año nació en Fiji en el Pacífico; y el último llegó al mundo en, Hawaii, Estados Unidos.

La mitad de todos los nacimientos ocurrió en ocho países:

  1. India: 69.944
  2. China: 44.940
  3. Nigeria: 25.685
  4. Pakistán: 15.112
  5. Indonesia: 13.256
  6. Estados Unidos: 11.086
  7. República Democrática del Congo: 10.053
  8. Bangladesh: 8.428

En muchos países, los bebés no llegan a recibir un nombre ya que no pasan de su primer día de vida. En 2017, un millón de bebés murieron el día de su nacimiento y 2,5 millones no pasaron de un mes de vida. La mayoría falleció por causas prevenibles como el parto prematuro, complicaciones en el parto e infecciones como sepsis y neumonía.

Según las cifras de un informe reciente de UNICEF, los bebés nacidos en Japón (donde solo fallece 1 de cada 1.111), Islandia (1 de cada 1.000) y Singapur (1 de cada 909) tienen las mejores posibilidades de supervivencia, mientras que los recién nacidos de Pakistán (1 de cada 22), República Centroafricana (1 de cada 24) o Afganistán (1 de cada 25) se enfrentan a las peores probabilidades.

En América Latina y el Caribe, Cuba es el país con la mayor tasa de supervivencia (con una muerte por cada 417 nacimientos), seguida por Antigua y Barbuda, Uruguay, Chile, Costa Rica y Argentina. Haití y la República Dominicana tienen las peores cifras.

FUENTE Unicef.org/es

Recommended For You